Más no siempre es mejor. El objetivo de este artículo es ayudarte a enfocar en lo verdaderamente importante de tu negocio, y no dejarte confundir por el ruido.

Es importante dejar de escuchar el ruido y enfocarse en las palabras con significado. Es importante dejar de pretender ser popular y convertirte realmente en alguien o algo relevante que resuelva  problemas y aporte valor y recibas ingresos por esto.

De vez en cuando recibo preguntas como:

  • ¿Cuántas visitas debería tener mi sitio web para ganar dinero?
  • ¿Cuántos seguidores debo tener?
  • ¿Cuántos suscriptores de email es un buen número?

La respuesta dependerá totalmente del modelo de negocio y de los objetivos a lograr. Aunque entiendo sus dudas y me parecen válidas, la mayoría de las veces no están enfocados en lo que deberían.

Me han preguntado también: ¿Cuántas visitas tiene tu sitio web?

La respuesta no es un simple número, sino el desarrollo de este artículo que te comparto a continuación:

“No sé ahora mismo cuántos visitantes recibe mi web, tendría que entrar al Google Analytics.

Creéme, que trabajo mucho las métricas, y por experiencia te digo que fijarte en métricas de vanidad da como resultado tener un falso sentido de crecimiento y pérdida de tiempo.

Yo gano dinero cuando alguien compra un curso o contrata un servicio. Por tanto, mis métricas más importantes son el costo de adquisición del cliente y el valor del ciclo de vida de ese cliente.

Luego de esto van métricas de eficiancia, como son el ratio de conversión de las páginas de venta, el ratio de conversión de las páginas de captación, y el porcentaje de esos leads captados que se convierten en clientes.

Seguido de esto, van otras métricas útiles como el ratio de interacción de mi secuencia de email, de messenger o SMS.

Y después de todo esto es que finalmente me interesan la cantidad de páginas vistas o seguidores.”


Ahora bien, si mis ingresos viniesen por publicidad por medio de una red como Google Adsense, todo cambiaría y las visitas totales del sitio web tendrían mucho más importancia.

Pero, aun en este caso, no es lo más importante. Otras métricas como el inventario total de anuncios e ingresos por mil impresiones (RPM) son aun más relevantes para el tablero principal de métricas. También, la posición promedio en Google de cada página.

En conclusión, cada negocio es diferente, y tu tablero de métricas debe ajustarse a él. Obsesionarte con otras métricas, que aunque sean importantes no son las principales, puede confundirte y hacerte perder tiempo.

Comentarios