Es difícil trabajar y también emprender, pero más difícil es renunciar a tus sueños. Esta publicación tiene el objetivo de inspirarte y darte algunos consejos para atravesar esta difícil etapa de hacer ambas cosas a la vez.

Se habla mucho de la parte bonita del emprendimiento: las frases motivacionales, inversionistas y startups que se venden en cientos de millones de dólares, unicornios y demás animales místicos.

Pero, se habla muy poco de las dificultades reales que se tiene día a día como emprendedor, siendo una de estas la falta de tiempo. ¿Cómo emprender si no se tiene tiempo ni para respirar?

Te comparto este fragmento de una entrevista que me hicieron en Acento TV:

 

Recomendaciones para emprender con poco tiempo

 

1. Saca una parte del poco tiempo que tienes:

Un trabajo normal te puede tomar 8 horas al día. Camino de la casa al trabajo, ida y vuelta, podríamos decir que son 2 horas más. Tiempo de comidas, baño, descanso, 2 horas más. Suponiendo que duermes lo recomendado de 8 horas, te quedan 4 horas. ¿Qué haces en ellas? ¿Se pueden sacar al menos dos horas? Y si estás más ocupado, dormir 6 horas de vez en cuando tampoco te matará.

2. Aprovecha los fines de semana

La mayoría de las personas solo espera que llegue el viernes a las 6 de la tarde para soltar todo y no volver a saber de trabajo hasta el lunes. Lamentablemente para el emprendedor, esta actitud no lo llevará a ningún lado. Saca algunas horas de tus sábados y domingos y dedícalas a tu emprendimiento.

3. Optimiza el tiempo al máximo

Muchas veces tenemos tiempos “muertos”, como el camino al trabajo, esperas en filas en los bancos y otros. Aprovecha este tiempo para leer libros o escuchar audiolibros que te den conocimientos que puedas usar para tu negocio.

4. Forza momentos de ocio

Las 3 recomendaciones anteriores te dicen que trabajes duro. Eso es exactamente lo que debes de hacer. Sin embargo, por más duro que trabajes, si tu mente está bloqueada y estás muy estresado, el resultado del trabajo será deficiente. Por tanto, debes forzar momentos de ocio, es decir, fabricarlos aunque no quieras (porque a veces uno se obsesiona del trabajo) para desconectar.

5. Trabaja en equipo

Recuerda que no estás solo. Uno de mis grandes errores era querer hacerlo todo, supuestamente porque lo haría mejor y así me ahorraría dinero. La realidad es, que el tiempo es finito, pero el dinero no. Esto significa que contar con asistentes, socios, empleados, etc. que libren tu tiempo y te permitan hacer más, te ayudará a obtener mejores resultados y a mejorar tu calidad de vida.

Espero estos consejos te sean de utilidad. Éxitos en tu camino emprendedor.

 

Comentarios